Brexit abre un abismo para el Reino Unido y la Unión Europea

Por: Pablo Mateos

Profesor-investigador CIESAS OCCIDENTE

El resultado del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea anunciado anoche (23 de Junio 2016), plantea un sinnúmero de incógnitas que deberán ser resueltas en los próximos años, sino décadas. Los ciudadanos británicos residentes en Reino Unido, por una diferencia del 4% o un millón de votos, decidieron que su país deje de ser un Estado miembro de la Unión Europea (UE), después de 43 años desde su ingreso. Esta “crisis de los 40” o de mitad de la vida, genera un insólito precedente en Europa desde que la creación de la UE en 1957, por el Tratado de Roma, abriera el más largo periodo de paz en el continente desde la Edad Media. Además de infringir serios daños al proyecto de integración europeo, este inesperado golpe de nacionalismo egoísta plantea graves retos para el propio Reino Unido, la mayoría de los cuales no pueden ser, ni siquiera, planteados o acotados mínimamente.

Es por ello que hoy, con la resaca o cruda del día siguiente al referéndum, los mercados financieros de todo el mundo presentan una gran volatilidad ante la incertidumbre generada por dicho resultado. ¿Cuál será el papel del Reino Unido y la libra en el mundo? Los efectos se han notado especialmente de la City de Londres, el mayor hub financiero del mundo. ¿Tendrá que reinstalarse la frontera entre Irlanda de Norte y la República de Irlanda? ¿Los productos británicos se verán sujetos a altos aranceles para cruzar el Canal de La Mancha? ¿Necesitarán un visado los 1.3 millones de británicos que residen en otros países de la UE, o los 2.7 millones de europeos viviendo en Reino Unido? ¿Tendrán que pagar ambos colectivos por los servicios públicos gratuitos a los que actualmente tienen derecho?

La lista de preguntas que se plantean hoy en los medios de comunicación de todo el mundo podría llenar varias páginas. Lo curioso es que de haber permitido el Reino Unido el voto de sus 4.6 millones de ciudadanos residentes en el exterior, seguramente el resultado habría sido otro. Éste es uno de los colectivos británicos que sufrirán las consecuencias de la decisión de una parte del electorado. Los otros dos colectivos que claramente se oponen a un futuro fuera de la UE es Escocia e Irlanda del Norte, dos de las cuatro “naciones” que forman el Reino Unido.

El siguiente mapa con el resultado del referéndum en dos colores (amarillo en contra de la salida de la UE y azul a favor) representa el siguiente reto para el futuro de un Estado Nación que fue puesto en entredicho hace apenas dos años con el referéndum de independencia de Escocia.

Imagen 1

Amarillo: Partidarios del NO a la salida de la UE
Azul: Partidarios del SI a la salida de la UE
Fuente: The independent 24 Junio 2016 http://www.independent.co.uk/voices/brexit-eu-referendum-result-david-cameron-latest-live-britain-leaves-european-union-a7099216.html

Otros estados miembros de la UE se plantean organizar sus propios referéndum tipo Brexit, otras regiones europeas quieren votar por su independencia de los Estados en los que actualmente se insertan. Vivimos un periodo en el que los nacionalismos a cualquier escala amenazan la convivencia entre los seres humanos agrupados y conectados en una configuración de geografías variables que muchos asocian a la globalización.

Estas reacciones obedecen a instintos primarios acerca del territorio, la sangre y la tribu, pueblo o nación, que han resurgido desde el final de la guerra fría y la era de la globalización, pero que los políticos y los financieros que nos gobiernan han querido ignorar. Mientras el problema de la inequidad al interior y entre las naciones no se resuelva, las percepciones de las sociedades occidentales hacia “el otro”, el de fuera de la tribu, nos llevarán a más Brexits a cualquier escala. Quizá sea la hora de volver al sistema medieval de ciudades-estados, o al extremo del neo-liberalismo o la persona-estado, un sistema de normas hecho a mi medida para maximizar beneficios individuales sin preocuparme ni lo más mínimo por el de al lado.

12933030_115467905521862_6494317095756682656_n

Pablo Mateos, desde 2012 es profesor-investigador en el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS Occidente). Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores de México (SNI – Nivel II). Ha sido profesor-investigador (Lecturer) en Geografía Humana en University College London (UCL), Reino Unido (2008-2012). Obtuvo su doctorado en Geografía por University of London en 2007.

Es geógrafo social y sus intereses de investigación se centran en la etnicidad y migración internacional, en particular la ciudadanía múltiple, estadísticas étnicas y segregación urbana en Reino Unido, España, Estados Unidos y México. Ha sido pionero en el desarrollo de nuevos métodos de investigación multidisciplinaria en ciencias sociales, combinando métodos cuantitativos y cualitativos con nuevas tecnologías. Ha publicado un libro monográfico, un libro editado y más de 40 artículos en revistas internacionales y capítulos de libro en editoriales reconocidas

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s