¿Cuándo las metrópolis deben ser consideradas megalópolis?

Megalopolis
Megalópolis, Ciudad de México.

En las últimas semanas hemos tenido varias contingencias ambientales en el Valle de México. Que dieron lugar a un programa Hoy No Circula más estricto. Es muy probable que tengamos opiniones muy diversas según como nos afectan las medidas adoptadas por la Comisión Ambiental para la Megalópolis (CAMe). El drama político que hemos presenciado en las últimas 7 semanas puede resultar un interesante estudio de caso sobre la toma de decisiones en relación a la población y programas ambientales ligados con la “megalópolis”. En primer lugar, deberíamos preguntarnos sobre el origen de este concepto, -la megalópolis- no en abstracto y de aplicación genérica, pero en su aplicación a la Ciudad de México y zona conurbada. Podemos preguntarnos qué otras aglomeraciones urbanas tienen características similares, más allá de su extensión territorial y su magnitud demográfica, y qué problemas de coordinación entre diferentes instancias político administrativas encierra en cada contexto. ¿Cuándo las metrópolis deben ser consideradas megalópolis?

Así recuerdo yo el asunto que dio lugar a las medidas emergentes y al endurecimiento del programa hoy no circula. La primera fase es un sainete entre Miguel Ángel Mancera y Eruviel Ávila. Son dos políticos que comienzan a gritonearse bravuconadas. ¿Qué fue lo que pasó? durante ese episodio cuando los imecas se fueron por las nubes y se declaró una crisis de la calidad del aire entre el 15 y 17 de marzo. Las fechas tienen un alto contenido simbólico, porque en 1992, precisamente el 16 de marzo se dio un pico de imecas que llegó a 398. Y si recuerdan en ese entonces a todos nos dolía la cabeza y traíamos irritados ojos y garganta. Así que ahora a mediados de marzo de este año, se debieron prender las alarmas, pero, por alguna ignota razón, no se pusieron de acuerdo en el seno de la instancia coordinadora. Ya me había desecho de mis periódicos y ya no pude reconstruir los detalles. Pero recuerdo que Mancera se refirió a que los verificentros del Estado de México no estaban debidamente supervisados. Y luego Eruviel Ávila decretó desde Tecamac que se cerraban los tiradores a los camiones de basura del DF. Y al día siguiente los periódicos trajeron fotos de los camiones de basura haciendo largas filas en los centros de recolección. Creo que es importante reconstruir qué pasó en estos días. Porque a mi juicio, se trata del detonador del procedimiento que vino después. ¿Qué estaban discutiendo, qué estaban examinando esos días en el seno del CAMe? –no lo sabemos. ¿Eran los picos imecas los que desataron el desacuerdo político entre las dos principales entidades del Valle de México? En sentido estricto, los imecas son un índice de una combinación de circunstancias ambientales (calor, falta de viento y lluvia, etc.) y los procesos tóxicos que se ponen en marcha regularmente, pero que en tales circunstancias no se disipan.

Mancera y Eruviel
Miguel Ángel Mancera y Eruviel Ávila.

El día 17, gracias al arbitraje de la SEMARNAT, y seguramente siguiendo directrices del presidente de la república se reunieron nuevamente en el CAMe y salieron mohínos haciendo declaraciones menos beligerantes. Que se había llegado a un acuerdo y se abrían de nuevo los tiraderos del Estado de México, donde el DF arroja 8 mil toneladas diarias de desperdicios sólidos. Pero siguen mascullando entre dientes sus resentimientos, que el DF produce basura y la viene arrojar a la casa del vecino, dijo Eruviel. Mancera dijo que habían llegado a arreglos, pero que había que conseguir financiamiento federal para mejorar el transporte público. Es importante saber cómo se dieron los hechos y qué procedimiento se siguió para apaciguar a los dirigentes de las entidades en conflicto. ¿Se fueron a quejar uno del otro con Peña Nieto? ¿Qué papel jugaron los otros gobernadores de Hidalgo, Tlaxcala, Puebla y Morelos? ¿De dónde tomó fuerza la SEMARNAT para arbitrar el conflicto?

Porque todos ellos forman parte del CAMe instituido en el seno de la SEMARNAT, el 3 de octubre de 2013, con la participación de todas estas entidades para coordinar todas las políticas públicas que tienen que ver con asentamientos, medio ambiente, transporte, agua potable y drenaje. El Decreto publicado en el Diario Oficial enumera unos 240 municipios que forman parte de la megalópolis. El CAMe tiene un órgano de gobierno (integrado por los 5 gobernadores y el jefe de gobierno de las 6 entidades); tiene también un coordinador ejecutivo (Martín Gutiérrez Lacayo). Y tiene comités científicos de asesores para los asuntos de su competencia. ¿Pero cómo había funcionado desde su creación hasta la ruptura y desacuerdos vociferantes de al menos dos titulares de las entidades que conforman el CAMe? ¿Qué acuerdos prometedores habían firmado? ¿Cómo los estaban cumpliendo? Sin duda, intervino el presidente, pero quien lo metió al pleito, Eruviel, Mancera, el titular de la SEMARNAT, otro? Este episodio es un ejemplo de una actuación rápida de la burocracia (a la que atribuimos rasgos estigmatizados. Palerm decía que cuando las burocracias actúan con diligencia es señal que el asunto de que se trata es gordo.

desechos solidos
Tiradero de desechos solidos en el Estado de México.

El segundo episodio lo vamos a conocer hasta fin de marzo, cuando se anuncian las medidas emergentes (se suspenden los privilegios de las diferentes categorías de hologramas “00”, “0”, “1” y “2”), se ponen unos parámetros más estrictos para decretar las fases 1 y 2 de contingencia ambiental (desaparece la categoría de “precontingencia”), y se dan un plazo, una temporalidad del 5 de abril al 30 de junio, para aplicar estas medidas de emergencia. Luego, señalan, vendrán normas más estrictas. Estas medidas temporales fueron anunciadas para proteger la salud de los habitantes y para mejorar la calidad del aire. ¿Cómo se cocinaron estas medidas de emergencia después del sainete del 16 y 17 de marzo? ¿Cómo se reclutaron a los asesores? ¿Qué participación tuvieron en la toma de decisiones? A mí me ha sorprendido que la Secretaría de Salud permaneciera bastante inactiva, a pesar de que se mencionaron 20 mil muertes y otras cifras escandalosas para apuntalar la hipótesis de que había un serio peligro para la salud de los habitantes. Pero no hubo recomendaciones de los salubristas, tipo “usen tapaboca, no saluden de abrazo y beso, procuren no salir a la calle”, etc. No se pusieron a disposición de los habitantes más vulnerables (los viejos y los niños) los centros de salud, etc., o recomendaciones relacionadas con enfermedades respiratorias o molestias graves. Sergio Sarmiento en uno de sus artículos exploró los documentos pertinentes para localizar de donde provenían las cifras citadas. Y encontró solamente cifras similares, pero para toda la república. (Reforma, ¿fecha?)

En cambio, las medidas adoptadas claramente indicaban que las clasificaciones emanadas de los verificentros no tendrían ningún valor. Todos íbamos a ser tratados por igual, independientemente de la edad y procedencia del vehículo (nuevo o chocolate traído de Estados Unidos); independiente del expediente de verificaciones en los últimos años. Todo esto me hizo sospechar que el asunto más grave era la corrupción en los verificentros. Pero este asunto no se destacó en ese momento. Y las redes sociales ahora contribuyen a difundir rumores que se propagan sin que tengamos verificación de las noticias (como son las llamadas “verdades oficiales”; manejo de la noticia por periódicos o noticieros). Los rumores son motivo y pretexto de grandes desmentidos, pero sin proporcionar mucha otra información (“absolutamente falso”, negamos categóricamente…”).

02 Megalopolis
La megalópolis, Ciudad de México.

Bueno en estas estamos cuando se presentó una tercera fase. Tres contingencias dobles al hilo. Imecas arriba de los 150, que dan lugar a fases críticas donde dos categorías de coches no circulan, eso es el 40 % del parque vehicular, salvo las excepciones de siempre, no podrán circular. Hay gasolineras e industrias que tienen que cerrar o frenar el ritmo del proceso productivo. Hay repercusiones en el abastecimiento de bienes y servicios en las entradas a la megalópolis y en el interior. Los horarios nocturnos parece que ya no son viables por la inseguridad. Y lo más paradójico de estos tres días al hilo fue que los precursores del ozono en efecto bajaron, pero la calidad del aire no mejoró, Los óxidos de nitrógeno bajaron sensiblemente con la reducción del número de vehículos circulando, pero los Imecas seguían altos (con precursores bajos, los índices de mala calidad del aire siguen altos). Todo parecía contraproducente. Y comienzan a circular señalamientos de que las gasolinas importadas de China son de mala calidad, y a ello se atribuyen los malos resultados de la draconiana aplicación del programa Hoy no circula. Petróleos Mexicanos desmiente “absolutamente” tales señalamientos. Que las gasolinas importadas cumplen los estándares “internacionales” (Pero sin informar de cuáles parámetros se trata). Pero, esa misma noche, Aristegui entrevista a Gabriela Niño, coordinadora de política pública del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, quien arroja nuevas luces sobre el problema. Hay una norma NOM-EM-005-CRE-2015 que no establece un parámetro específico para el etanol, un oxigenante de las gasolinas, que debe ser añadido. En Estados Unidos el 95% de los combustibles se ajustan a una noma de la EPA, según la cual deben contener 10 % de etanol. Hay otros oxigenantes, pero tampoco hay parámetros. Gabriela Niño señaló que en México no hay capacidad para cumplir con el 5 % de etanol, que se señaló en la norma mexicana. Y se ha hecho una distribución de las gasolinas, las de mejor calidad en las zonas metropolitanas y las de baja calidad en las zonas menos densamente pobladas (¡justicia ambiental!). El caso del azufre en el diésel, es otro asunto muy serio. La norma de 50 partes por millón no se cumple, y hay diésel siendo vendido y consumido de hasta con 1000 partes por millón. Esta disponibilidad de combustibles de baja calidad se combina con la distribución de autos con bajos estándares de calidad; pues si en México se vendieran los autos armados para exportación y con estándares más altos para uso de combustibles de mejor calidad, las agencias y los consumidores tendrían muchos problemas porque los vehículos se estarían descomponiendo y se repetiría aquella experiencia que algunos recordamos cuando se introdujeron vehículos para diésel en los años 70.

El próximo martes (10 de mayo) tendremos declaraciones de PEMEX sobre la calidad de los combustibles que se importan a México. Vamos a ver si las explicaciones llegan a detalles o los funcionarios se arropan en declaraciones del tipo de que “cumplen con los más estrictos criterios de calidad”.

Mi intención ha sido reunir toda esta información que hemos venido recibiendo, según van ocurriendo las cosas, con la intención de identificar un hilo conductor, de hacer preguntas o conjeturas sobre los contextos y circunstancias en que estos fenómenos están ocurriendo. Los periódicos deberían recoger el hilo histórico de la sucesión de declaraciones y sucesos, recordar brevemente a los lectores los hilos de los acontecimientos, para que las noticias puedan interpretarse. Para que conectáramos las noticias de hoy con las de ayer y las de la semana pasada; y así podamos comprender la naturaleza de los problemas que enfrentamos. Espero que mis notas sirvan para poner en marcha una reflexión sobre la naturaleza urbanizada que estamos viendo y viviendo en el Valle de México.

Hay una presión y tendencia política dirigida a hacer relevantes a las instituciones de investigación superior. Para salir de la apatía e indiferencia, de la frustración y el cinismo, resulta necesario deshuesar las situaciones que toman un lugar central en las noticias y las declaraciones que muchas veces no aclaran, sino que enmascaran lo que está ocurriendo.

Roberto-Melville

Dr. Roberto Melville, profesor-investigador del CIESAS-DF

Sábado 7 mayo de 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s