Abren el debate sobre las drogas en el ámbito político y cultural.

Drogas, políticas y cultura.

Bajo la iniciativa de discutir la tradición, el uso y dependencia de las drogas, más allá de la represión y el estigma moral, el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social Occidente (CIESAS) organiza el congreso Drogas, política y cultura, perspectivas Brasil-México. Además, esta iniciativa se oferta como un espacio de reflexión que fortalezca la colaboración entre expertos académicos mexicanos y brasileños.

A partir de un enfoque comparativo sobre las consecuencias de la prohibición en dos de los países más poblados y ricos de América Latina, se establecerá un diálogo para comprender mejor el fenómeno de consumo de drogas y los diversos factores que lo rodean desde los derechos humanos, sin concebir el consumo como algo patológico o criminal ni abordándolo desde una visión moralizante.

Bia-Labate-FBBeatriz Labate, miembro de CIESAS Occidente, compartió que se trata del tercer evento que realizan en conjunto con Brasil. Expuso que el congreso acerca estas dos “potencias económicas” para fortalecer redes sin mediación de Estados Unidos o Europa, sobre temas que afligen a todo el continente, como el caso de las políticas en torno al uso de drogas. Como parte de ello divulgarán la investigación académica, realizada por expertos investigadores en áreas como la antropología.

De esta manera se fortalecerá el papel, tanto de la antropología como de otras ciencias sociales, en el debate público sobre las drogas. Varias de las participaciones partirán del contexto social, factor determinante en términos de su consumo. “Será un enfoque innovador en el debate público, ya que generalmente se estudia desde perspectivas biomédicas que consideran el uso de drogas como desvíos o problemas criminales”, expuso Labate.

Incluso, añadió, que algunas posturas progresistas de salud pública conciben al usuario como enfermo. “Parten de un supuesto de que las drogas son un problema, y no lo abordan como usos y hábitos culturales. Su visión no es crítica; conciben las drogas como utilizadas por el otro, por grupos ajenos: minorías marginalizadas”.

En ese sentido, apuntaló, el estudio de las drogas no se ha desarrollado adecuadamente. El congreso busca impulsar el tema dentro de la academia, de manera pertinente en cuanto a actualidad. “Es importante realizar un congreso como éste por la cultura actual en México, luego de que Calderón instituyera un sistema de militarización de la guerra contra el narcotráfico que desencadenó una confusión entre las tareas del Ejército y la policía, junto con una serie de decisiones políticas que han llevado a México al caos, detectable en los casos de desaparecidos, muertos o desplazados”.

Como diálogo entre academia y sociedad civil se propone incidir en políticas públicas. Además, para incentivar la participación civil, se recurrirá a un lenguaje contemporáneo, y las conferencias se transmitirán en vivo a través de streaming como estrategia de divulgación.

canabisParte del programa se enfoca en exponer las drogas desde ámbitos culturales, haciendo énfasis en su uso en ritos y tradiciones. De acuerdo con Labate, “México es el país con mayor fauna y flora de alucinógenos”, los cuales han contado con importancia social e histórica. A través del estudio antropológico se otorga una perspectiva positiva a sus usos culturales. Sin embargo, la investigación en torno a ello se ha visto interrumpida.

Los usos tradicionales de las drogas se relacionan a la idea de humanidad y su origen, al vínculo con “nuestros ancestros, el mundo invisible y el más allá”. Incluso presentan potenciales terapéuticos que son desconocidos en el ámbito internacional, fundamentados en la investigación. Un ejemplo de drogas con estas cualidades son la mariguana y la familia de sicodélicos como peyote, ayahuasca, anfetamina, LSD, MDMA, salvia divinorum, etcétera. Dentro del congreso, la organización Multidisciplinary Asociation for Psychedelic Studies (MAPS) realizará la primera charla en Latinoamérica y en español en torno a este tema.

Otra organización participante es la Drug Policy Alliance, con una intervención respecto al rol de Estados Unidos en el debate político sobre drogas en América Latina. En su conferencia se hará hincapié en Brasil y México, pero también se ofrecerá un panorama global tomando como ejemplo las políticas innovadoras de Uruguay, Portugal y otros países.

También contarán con la presencia de figuras políticas como Fernando Belauzarán y Enrique Velázquez, quienes hablarán sobre regulación de drogas. Una actividad más será la presentación del libro Drogas, política y sociedad en América Latina y el Caribe.

A manera de conclusión, la investigadora Labate declaró: “Instituciones como la religión no pueden determinar bajo qué parámetros se dictan políticas públicas, ni pueden imponer una agenda moral ante creencias culturales”.

Durante más de un año un equipo multidisciplinario con miembros de diversas lenguas y radicados en distintos países trabajó en el contenido de esta actividad. Los resultados se expondrán de manera abierta a todo público, este lunes 5 y martes 6 de octubre, en la sede del CIESAS ubicada en Alemania 1626. Para conocer más información y el programa completo se puede consultar el sitio drogasmexicobrasil.mx.

Publicado el 30 de septiembre del 2015, por Rubén Gil en La Jornada Jalisco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s